Cómo los colegios y las guarderías pueden garantizar la higiene y desinfección

No solo en tiempos de una pandemia, las guarderías y, a menudo, también los colegios, se consideran en general lugares que dan lugar a la propagación de patógenos. La propagación de virus y bacterias se puede abordar de forma muy eficaz cuando se desarrolla un concepto de higiene adecuado para la instalación respectiva. Desde Kärcher queremos ayudarle a conseguir un entorno higiénico y seguro en estos ambientes.

Hombre fregando un suelo en un colegio con una fregadora Kärcher

La limpieza ofrece protección

 

Para limpiar eficazmente los espacios comunes, incluidas las escuelas y las guarderías, el concepto de la higiene marca una gran diferencia. Incluye muchos factores, desde la ventilación de las estancias hasta la reducción de grupos, pasando por el cumplimiento de las pautas de distanciamiento social o el uso de máscaras o cubrimientos faciales. Otro factor importante es la introducción de secuencias de limpieza efectivas, porque la limpieza solo puede brindar protección contra enfermedades cuando el proceso comienza en los puntos relevantes.

Paso 1:

 

Tómese el tiempo para preparar un análisis de posibles riesgos

El SARS-CoV-2 es el patógeno que actualmente plantea desafíos imprevistos a todas las instalaciones dedicadas al cuidado, atención y educación de niños y jóvenes, pero el tema de la higiene se ha clasificado muy bien antes del inicio del Coronavirus. Si actualmente se encuentra en la situación específica de tener que reabrir una instalación tras un cierre debido al control de infecciones, se debe realizar un análisis de riesgo para todas las estancias de antemano. ¿Cómo se puede prevenir la propagación de gérmenes por niños y adultos, dónde están los puntos débiles, qué medidas de limpieza garantizan la limpieza y la higiene? ¿Se pueden sacrificar aspectos ópticos como la eliminación de arena del suelo o el polvo del armario en caso de falta de capacidad para completar el trabajo relacionado con la higiene?


Si se encuentran respuestas consistentes a estas preguntas y se integran en un concepto de higiene, entonces las nuevas tareas deben explicarse en detalle al personal de limpieza. Esta es la única forma de garantizar que las tareas se puedan completar de forma fiable. Los pasos se pueden representar visualmente por habitación de una manera neutral en cuanto al lenguaje, lo que simplifica aún más las cosas. Por ejemplo, se puede marcar en color en un dibujo 2D o 3D donde se debe desinfectar y donde se debe llevar a cabo la limpieza del polvo o la limpieza en húmedo. Si tales instrucciones de trabajo se cuelgan en un lugar visible en la habitación respectiva, entonces el personal de limpieza tiene claridad sobre sus tareas y se puede generar confianza entre los empleados y los padres.

Paso 2:

Implementación a conciencia del concepto de higiene


Si bien las medidas deben adaptarse a las respectivas estancias, hay algunos aspectos que deben ser considerados de manera general. La limpieza en profundidad con los métodos y las máquinas adecuados reduce el riesgo de propagación de virus en más del 90 por ciento. Por lo tanto, antes de reabrir toda la instalación debe limpiarse a fondo. Se debe prestar mucha atención a cada detalle. Por ejemplo, todos los grifos y desagües deben enjuagarse para que el agua estancada no presente riesgo de infección.

Visión de la cara de un niño en la ventana de un colegio

Después de la apertura se trata de implementar medidas de limpieza concretas en un intervalo de tiempo adecuado. En el caso concreto de una pandemia, las superficies con contacto frecuente de manos / piel juegan un papel aún más importante en la vida cotidiana normal. En las instalaciones que atienden a niños pequeños, los objetos no solo terminan en las manos de los niños, sino también a menudo en la boca. Por lo tanto, se recomienda desinfectar interruptores de luz, manijas de puertas, guardarropas grupales, ventanas accesibles para niños, juguetes y otras superficies relevantes al menos una vez al día. Especialmente alrededor de niños pequeños, se deben usar productos que no dejen residuos en las superficies; por ejemplo, el alcohol se seca sin dejar ningún residuo, el peróxido se descompone. En los colegios, es necesario no olvidar las zonas para adultos, por ejemplo, la cocina con elementos operativos que se tocan con frecuencia en las máquinas de café, el frigorífico o el lavavajillas.

Mujer desinfectando una ventana con detergente Kärcher

Es mejor usar paños de microfibra y botellas pulverizadoras con detergente desinfectante para la limpieza manual de superficies. Dos métodos pueden ayudar en el trabajo. El método de color define que, por ejemplo, se usan paños azules para superficies y paños rojos para inodoros. Esto evita cualquier confusión. Con el método de 8 o 16 pliegues también se puede garantizar que las superficies se limpien siempre con el lado limpio del paño y que los gérmenes no se trasladen de una habitación a otra. Un paño de microfibra se pliega una vez y, según el tamaño, se dobla una o dos veces hacia un lado. Luego, se rocía un lado limpio del paño con limpiador desinfectante y se limpia la superficie. A través del despliegue sistemático, el paño se puede usar para limpiar ocho o dieciséis áreas antes de tener que usar un paño nuevo.

Persona limpiando el suelo de un colegio con Kärcher
Hombre fregando el suelo de un colegio de Kärcher

Para la limpieza diaria en seco de suelos, los aspiradores, que tienen un filtro HEPA y, por tanto, pueden recoger y retener microorganismos, son perfectas. La superficie también se puede limpiar manualmente para recoger la suciedad suelta que haya en el suelo. Para la limpieza en húmedo bajo ninguna circunstancia, el método del cubo y la fregona debe usarse en el caso de una amenaza aguda de patógenos, ya que el riesgo de contaminación cruzada es especialmente alto. En su lugar, se pueden utilizar fundas de microfibra para mopas que, según el tamaño de la superficie, ya se hayan empapado previamente en detergente desinfectante o agente limpiador. Se utiliza un paño por habitación para minimizar el riesgo de contaminación cruzada durante la limpieza del suelo. En términos de sostenibilidad, se deben utilizar paños reutilizables que deben someterse a una desinfección térmica o quimio-térmica después del proceso de limpieza, es decir. lavarse a una temperatura de al menos 60 ° C o 95 ° C. si esto no es posible, entonces es mejor usar paños desechables por seguridad.

Grandes áreas, como por ejemplo pabellones deportivos, comedores o pasillos largos en colegios grandes se pueden limpiar de manera eficiente y cómoda con fregadoras-aspiradoras. Aspiran la suciedad inmediatamente y, por lo tanto, son muy higiénicas.

Paso 3:

Compruebe y mejore

Una pequeña guardería también puede establecer un sistema de gestión de calidad sencillo para comprobar la eficacia del concepto de higiene. Una medida sencilla es el mantenimiento de un protocolo de limpieza, que registre cuándo se completó el trabajo y qué tareas no se pudieron realizar. También se puede comprobar si se alcanzó el objetivo de limpieza. Con una prueba de ATP, por ejemplo, se puede determinar si la superficie corresponde al estándar de higiene deseado. La prueba mide la cantidad de trifosfato de adenosina que dejan las personas, los animales y otros seres vivos.

Si se descubre que las superficies no se limpian en profundidad o de forma adecuada debido a limitaciones de tiempo, entonces se puede optimizar el concepto de higiene. Los suelos de las salas de juegos y los pabellones deportivos, por ejemplo, deben limpiarse. Mientras que los suelos de las instalaciones sanitarias o de la zona de entrada no son críticos para la higiene ya que solo entran en contacto con el calzado. Es necesario desinfectar las ventanas que se tocan, mientras que la limpieza exhaustiva de las ventanas y las superficies de vidrio de los edificios puede retrasarse. De este modo, el concepto se puede adaptar paso a paso a las condiciones y recursos reales en la rutina diaria para crear limpieza y seguridad para todos.

 

Visión de una mujer desinfectando el baño de un colegio con detergente Kärcher

¿...Y si...?

Reapertura después de un brote

Si una instalación se enfrenta a un brote, se ha demostrado que había portadores de un patógeno como el SARS-CoV-2 en el edificio. En este caso deben intensificarse las medidas de higiene. Si la desinfección en un solo paso fue suficiente en un día normal, entonces ahora el área debe limpiarse en el primer paso, luego desinfectarse en el segundo paso. Usando productos químicos se puede realizar una desinfección con toallitas. Esto sirve para reducir los gérmenes en las superficies (desinfección) y es una forma de desinfección de superficies, donde el desinfectante se distribuye utilizando utensilios de limpieza adecuados mediante un trapo. Las máquinas pueden ayudar a limpiar suelos. Solo se permite una pulverización si los usuarios están equipados con el PPE (equipo de protección personal) necesario. Al rociar desinfectantes también se requiere una máscara protectora además del equipo normal con ropa de trabajo y guantes. Después de la pulverización, la habitación debe estar adecuadamente ventilada y acordonada al público durante un período de tiempo suficiente.

Cualquiera que prefiera no utilizar productos químicos puede trabajar en espacios interiores con limpiadoras de vapor profesionales. Los virus envueltos como el coronavirus SARS-CoV-2 se pueden neutralizar, es decir, desactivado, con altas temperaturas. Importante para la aplicación: El vapor de agua caliente sale a unos 100 ° C y se enfría a medida que aumenta la distancia. Por tanto, para combatir eficazmente los virus, la boquilla debe guiarse directamente sobre la superficie. También es importante garantizar una duración de limpieza suficiente y elegir una duración de vaporización de 30 segundos en un área con la etapa de vapor máxima. En la zona exterior se pueden utilizar limpiadoras de alta presión de agua caliente con etapa de vapor.

 

 

Puede que también le interese:

Prevención de la peste porcina africana: el hombre limpia una pocilga con una limpiadora de alta presión con agua caliente de Kärcher

 

Prevención de la peste porcina

La peste porcina africana ha llegado a Europa central. Ya no puede descartarse la posibilidad de que la enfermedad se introduzca en otros países de Europa central. Una limpieza adecuada en la granja permite a los agricultores hacer una contribución importante a la protección de su ganado.

Controlar las polillas procesionarias del roble con aspiradoras de seguridad de Kärcher

Controlar las polillas procesionarias del roble de forma respetuosa con el medio ambiente


Desde hace algunos años, la polilla procesionaria del roble ha ido en aumento. Donde vive la gente, puede convertirse en un riesgo para la salud debido a sus venenosos y punzantes pelos. Por lo tanto, el enfoque correcto para combatir el insecto es decisivo.

Mantenimiento de zonas verdes con máquinas municipales de Kärcher

 

Mantenimiento de áreas verdes y exteriores

En primavera, los municipios tienen por delante un trabajo enorme: es necesario recortar las áreas de césped en los parques, eliminar las malas hierbas de manera efectiva y limpiar los caminos y los espacios de estacionamiento de arbustos, polvo y suciedad. Con la experiencia y el equipo adecuado es posible dominar las diversas tareas.