Nuestra web utiliza cookies

Nuestra web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios y facilitar la navegación. Algunas de las cookies que utilizamos son esenciales para el funcionamiento correcto de algunos apartados de nuestra página web. Puede borrar y bloquear todas las cookies de esta web, pero habrá apartados de la misma que no funcionarán correctamente. Para conocer más sobre las cookies utilizadas en nuestra web, vea nuestra política de privacidad.

Loading

Limpieza con vapor

Limpiar_con_vapor_Header

Opciones de aplicación

Las opciones de aplicación de nuestras limpiadoras de vapor son múltiples y, además de la limpieza, el vapor también le ofrece servicios extraordinarios para el planchado y la conservación de textiles. Descubra aquí las múltiples aplicaciones del vapor y déjese sorprender por la gran variedad de opciones:

Limpieza de suelos enlosados

Para la limpieza de mantenimiento o limpieza final, utilice un paño que doblará y colocará tirante en la boquilla para suelos. Para una limpieza especialmente a fondo, puede emplear también el paño de microfibras (accesorio especial).

Arrastre la boquilla de un lado para otro rápidamente tras liberar el vapor, lo que le permitirá no tener que añadir vapor de forma permanente. Para limpiar las juntas, no solo tiene que mover la boquilla transversalmente, sino también moverla a propósito
en diagonal una vez en la junta.

Aspiración:

Antes de la limpieza con vapor, se recomienza pasar el aspirador por el suelo. En el caso de los suelos laminados, trabájelos solamente cuando esté seguro de que hayan sido colocados y encolados por profesionales especializados.

limpiar_suelos enlosados

Limpieza de suelos laminados

Con la mitad de caudal de vapor, también puede limpiar parqué laminado o barnizado (sin aceites ni ceras). El caudal de vapor se regula en la pistola de vapor. Trabaje con dos paños (= cuatro capas) para que entre directamente en contacto con la superficie la menor cantidad de vapor posible. No permanezca durante mucho rato con la boquilla vaporizadora en un mismo punto para evitar que el suelo quede demasiado húmedo. La escasa humedad residual se seca de forma rápida y sin dejar marcas.

Consejo:

Antes de la limpieza con vapor, se recomienza pasar el aspirador por el suelo. En el caso de laminados, trabájelos solamente cuando esté seguro de que hayan sido colocados y encolados por profesionales especializados.

limpiar_suelos de laminado

Limpieza de baños e inodoros

Reluciente en un abrir y cerrar de ojos: para la limpieza de paredes alicatadas, superficies brillantes y de cristal, grifos, juntas, hendiduras, etc.

Residuos de jabón y cal

Con el paño con efecto abrasivo (kit de paños de microfibra para el baño) se pueden eliminar sin esfuerzo incluso los residuos de jabón y cal incrustados.

Limpieza de grifos

  • Para no rayar los grifos de cromo y acero inoxidable, utilice exclusivamente la boquilla de chorro concentrado. Manténgala muy cerca del objeto que desea limpiar y espere hasta que la cal se haya desprendido. Si permanece muy incrustada o se encuentra en un punto incómodo, la boquilla puede equiparse con un cepillo. A continuación, limpie el punto frotando con el impulso de vapor fuerte. Limpieza de grifos.
  • Si la película de grasa tiene ya un tiempo, no se librará de tener que frotar y apretar constantemente. Para ello, utilice siempre vapor.
  • Poco a poco, la grasa se impregna en el paño. Por lo tanto, tendrá que cambiar el paño de vez en cuando.
  • Para un resultado sin marcas, repase la superficie limpiada con el paño de microfibra amarillo.
  • Con la vaporización directa y el rápido movimiento de fregado, puede desprenderse incluso la suciedad más incrustada.
  • Las capas de cal más gruesas primero deben rociarse con vinagre o ácido cítrico y dejar que la sustancia actúe.
  • A propósito, la vaporización periódica evita la formación de restos de cal en el futuro.
limpiar_fijaciones

Limpieza de ventanas y espejos

  1. Antes de utilizar por primera vez una limpiadora de vapor, realice una limpieza a fondo: con la boquilla manual y el paño para vapor, limpie por completo los cristales. Consejo para el invierno: si los cristales están muy fríos, precaliéntelos a una distancia de unos 5 cm.
  2. A continuación con la boquilla de chorro concentrado, vaporice la superficie de cristal de arriba a abajo.
  3. Después, con la escobilla retire el «agua de vapor» en varias franjas hacia abajo. Para evitar la formación de rayas, seque el labio de goma de vez en cuando con un paño.
  4. No se preocupe si al repasar los cristales con el labio de goma todavía quedan gotas de agua en la superficie. Puede quitarlas con el paño de forma muy sencilla y sin hilos.
limpiar_espejos

Limpieza de juntas de baldosas

  1. Para una limpieza específica de las juntas, es idónea la boquilla de chorro concentrado, a la que también puede acoplarse un cepillo redondo.
  2. Con la vaporización directa y el rápido movimiento de fregado, puede desprenderse incluso la suciedad más incrustada.
  3. Tras la limpieza con vapor, la superficie se seca con un paño. Advertencia sobre las juntas de silicona: vaporícelas brevemente para proteger el material.
limpiar_grietas entre azulejos

Eliminación de depósitos de grasa

  1. El acero inoxidable está de moda, pero solo es bonito sin películas de grasa. En este sentido, podrá alcanzar resultados especialmente buenos con la funda suave de terciopelo y felpa y el paño de microfibra de color amarillo (accesorios especiales) del kit de paños de microfibra para cocina.
  2. Si la película de grasa tiene ya un tiempo, no se librará de tener que frotar y apretar constantemente. Para ello, utilice siempre vapor.
  3. Poco a poco, la grasa se impregna en el paño. Por lo tanto, tendrá que cambiar el paño de vez en cuando.
  4. Para un resultado sin marcas, repase la superficie limpiada con el paño de microfibra amarillo.
eliminar_depósitos de grasa

Refrescar prendas de ropa

Con la boquilla adicional para prendas de ropa, refrescar la ropa es coser y cantar. Con el quitapelusas integrado, puede eliminar pelos y pelusas de las prendas de ropa sin esfuerzo. Las arrugas de las cortinas y las prendas de ropa se alisan de forma muy sencilla, sin tener que colocarlas sobre la tabla de planchar. Los olores también se eliminan de forma fiable. ¡Un auténtico alivio!

refrescar_ropa

El vapor es natural y eficaz

Sencilla, biológicamente limpia y respetuosa con el medio ambiente: la limpieza con vapor es la forma más natural de limpiar y, por tanto, la alternativa ideal a la limpieza tradicional. Las opciones de aplicación son múltiples y, además de la limpieza, el vapor también le ofrece servicios extraordinarios para el planchado y la conservación de textiles. De este modo, el vapor le permite ahorrar un valioso tiempo que podrá invertir en otras cosas. ¿Qué es entonces más lógico que utilizar la potencia del vapor para las pequeñas y grandes tareas del hogar?

Cómo facilita nuestra vida la limpieza con vapor.

Mucho antes de que el hombre pensara en la limpieza, en la Tierra ya existía el vapor de agua (en los volcanes y géiseres). No obstante, no se empezó a introducir la aplicación práctica de la potencia del vapor de agua hasta después de 1700. Una aplicación práctica patentemente moderna del vapor de agua es la limpieza con vapor.

¿Por qué la limpieza con vapor es respetuosa con el medio ambiente?

Muy sencillo: limpiar con vapor significa limpiar sin productos químicos. La combinación de la fuerza y la temperatura del vapor permite por sí sola desprender la suciedad incrustada y hace que el uso de detergentes sea superfluo. Esto protege nuestro medio de subsistencia, el agua, pero también es beneficioso para el presupuesto familiar.

La limpieza con vapor beneficia a la naturaleza y los recursos también en otro sentido: desaparece, por ejemplo, la eliminación de los materiales del embalaje de detergentes, lo que en resumidas cuentas permite ahorrar en energía y utilización de materias primas.

Además, el agua como vapor de limpieza es extremadamente económica: de un solo litro de agua del grifo normal se obtienen unos 1700 litros de vapor. Esto basta para una limpieza con vapor de unos 20 minutos, suficiente para la limpieza completa de una casa pequeña. Y como la corriente eléctrica solo es necesaria para calentar, su consumo sigue siendo limitado.

¿Por qué la limpieza con vapor es más sana?

Quien limpia con vapor se protege a sí mismo y a su familia. Al contrario que las soluciones de limpieza, el condensado de vapor no deja ningún residuo que pueda provocar alergias en la superficie que se ha limpiado. Esto es especialmente importante para los niños pequeños, a quienes les gusta llevarse objetos a la boca. Asimismo, con el vapor dejan de ser un problema los accidentes debidos a la aplicación equivocada de un detergente, las irritaciones de la piel u otros efectos adversos para la salud a causa de substancias contenidas en los detergentes. 

Los alérgicos también pueden respirar hondo. Como el vapor retiene el polvo y, con ello, evita que se levanten alérgenos (ácaros y sus excrementos), se mejora notablemente el ambiente en la habitación. Y, por último, pero no menos importante, el esfuerzo físico durante la limpieza con vapor se reduce considerablemente, ya que simplemente tiene que dejar que el vapor trabaje por usted.


Redescubrir el agua como detergente.

¿Por qué tiene el vapor un efecto de limpieza tan alto?

El secreto del vapor limpiador se basa en la combinación del impulso de vapor y la temperatura. De esta manera, la suciedad no solo se desprende con mayor facilidad, sino que también es posible llegar a las zonas de difícil acceso de forma mucho más fácil y limpiar más a fondo. ¡Y todo esto sin productos químicos! En algunos casos, se puede favorecer aún más la potencia de desprendimiento del vapor por acción mecánica, por ejemplo, con cepillos o paños. A propósito, dado que la generación de vapor desmineraliza el agua, el vapor de agua de nuestros equipos no deja residuos de cal ni rayas de limpieza.

¿Por qué con el vapor el proceso es más rápido y sencillo?

El vapor trabaja a toda velocidad. El vapor deshace y elimina la suciedad incrustada y grasa en cuestión de segundos. En la mayoría de los casos puede olvidarse de perder tiempo frotando. También a la hora de planchar se ahorra mucho tiempo, ya que, en primer lugar, gracias al vapor no es necesario humedecer adicionalmente la ropa y, en segundo lugar, las arrugas desaparecen mucho más rápido.

Y quizás lo mejor de todo: para distintas aplicaciones de limpieza solo necesita un único equipo que permite hacerlo todo: la limpiadora de vapor. Así, le quedará más tiempo para los aspectos realmente maravillosos de la vida.

¿Cómo funciona una limpiadora de vapor?

En el fondo, una limpiadora de vapor funciona de forma similar a una olla a presión. El agua se calienta en la caldera cerrada de la limpiadora de vapor hasta que hierve y, así, se genera el vapor. Este proceso dura, según el equipo, entre uno y seis minutos por litro de agua.
Consejo: el vapor se produce mejor si el depósito no está lleno hasta el borde. En caso contrario, al principio está demasiado húmedo y se empapa demasiado. Una vez que hierve el agua, el vapor se expulsa mediante la «pistola de vapor» en cantidades dosificadas. Cuanto mayor sea la presión de vapor, más rápida será su velocidad de salida y, por tanto, también su capacidad de limpieza. Realmente sencillo. Consejo: el agua caliente acelera el proceso de calentamiento. La presión en la caldera aumenta según el tipo de equipos hasta 4 bar.

Aspectos importantes:

Las limpiadoras de vapor de Kärcher cumplen todas las normas de seguridad. Prueba de ello son la certificación de TÜV y las homologaciones internacionales. Obviamente, todos los componentes electroconductores están protegidos contra salpicaduras.

Siete buenas razones para limpiar con vapor:

  • El vapor limpia respetando el medio ambiente, sin detergentes y con un consumo de agua escaso.
  • El vapor limpia de forma higiénica, incluso en los lugares de difícil acceso.
  • El vapor limpia sin esfuerzo, sin tener que frotar ni pulir.
  • El vapor limpia de forma más sana, sin detergentes.
  • El vapor es polifacético, puede usarse para limpiar la cocina, el baño o las ventanas, así como para planchar y conservar textiles.
  • El vapor ahorra tiempo, por lo que la limpieza es más rápida.
  • El vapor ahorra dinero, puesto que no se necesitan detergentes.